La persona que murió en un tiroteo el sábado por la noche cerca de un popular destino de compras en Atlanta tenía 12 años y las cinco personas heridas eran todas menores de edad, dijeron las autoridades el domingo.

El alcalde Andre Dickens confirmó las edades de las víctimas el domingo y la policía sugirió que algunos menores que se encontraban entre ellos durante la violencia serán arrestados en relación con las muertes.

“Anticipamos que se emitirán órdenes de arresto”, dijo el jefe de policía Darin Schierbaum en una conferencia de prensa junto al alcalde.

Las víctimas y los sospechosos se encontraban entre un grupo de adolescentes desalojados de Atlantic Station el sábado antes de que estallaran disparos en las afueras del centro comercial alrededor de las 8 p.m., dijo la policía.

«Todos los involucrados eran adolescentes, y ayer recuperamos tres pistolas de la escena», dijo el jefe.

El grupo fue desalojado bajo el toque de queda de las 3 p.m. del centro comercial para menores de 18 años sin un padre y por ser disruptivo, dijo la policía. El grupo incluía menores que se conocían y habían tenido una discusión a principios de mes, dijo Schierbaum.

Cuando el grupo pasó por la propiedad cerca de Atlanta Connector, donde se unen las carreteras interestatales 75 y 85, un altercado pudo haber provocado disparos, dijeron las autoridades. El alcalde y su jefe dijeron que pudo haber habido más de un tirador. “Ocurrió un tiroteo”, dijo Dickens.

El alcalde criticó a los padres por permitir que los menores viajaran fuera de casa sin supervisión. Dijo que después de hablar con los padres de las víctimas, está claro que algunos no sabían que sus hijos estaban en Atlantic Station sin supervisión el sábado.

«Es importante saber dónde está su hijo en todo momento», dijo Dickens.

Elogió a sus oficiales que trabajan bajo los auspicios del centro comercial, que dijo cubrían el pago de asignaciones especiales en tiendas minoristas. Y elogió a los oficiales y su seguridad no juramentada por «hacer cumplir el toque de queda».

No se explicó el tiempo no contabilizado entre el toque de queda de las 3:00 p. m. y la hora del tiroteo a las 8:00 p. m., y la policía y la oficina del alcalde no respondieron de inmediato a las solicitudes de información adicional.

La gerencia del centro comercial dijo en un comunicado que emplea veintiséis guardias de seguridadincluidos los oficiales a los que paga para patrullar la propiedad del centro comercial.

Las víctimas incluyeron estudiantes de las Escuelas Públicas de Atlanta, dijo Dickens, y uno permaneció en estado crítico.

«Cuando un niño de 12 años muere en nuestro pueblo, en las calles de nuestro pueblo… todo el pueblo tiene una responsabilidad y todo el pueblo se ve afectado», dijo Dickens en la conferencia de prensa.

El tiroteo tuvo lugar durante uno de los fines de semana de compras más concurridos del año.

kurt chirbas y daniel romero contribuido.