NUEVA YORK – Deutsche Bank y JPMorgan Chase están pidiendo a un tribunal federal que desestime las demandas que afirman que los grandes bancos deberían haber visto evidencia de tráfico sexual por parte de Jeffrey Epstein, el financiero de altos vuelos que se suicidó en prisión cuando enfrentaba cargos penales.

Los bancos dijeron en documentos presentados el viernes por la noche que no habían cometido ningún acto de negligencia que perjudicara a las mujeres que presentaron las demandas y que las demandas no demostraban que se hubieran beneficiado del tráfico sexual de ‘Epstein.

Las presentaciones en la corte federal de distrito en Nueva York se produjeron aproximadamente un mes después de que dos mujeres, ambas identificadas como Jane Doe, demandaron a los bancos y al gobierno de las Islas Vírgenes de EE. UU., donde Epstein tenía una casa en una pequeña isla de su propiedad.

Las demandas, que buscan el estatus de demanda colectiva para representar a otras víctimas de Epstein, dicen que los bancos se beneficiaron a sabiendas del tráfico sexual de Epstein y «eligieron las ganancias en lugar de seguir la ley» para ganar millones de dólares con el financista.

Sugirieron que los bancos deberían haber rechazado a Epstein después de su arresto en Florida en 2006 (finalmente se declaró culpable de los cargos estatales de solicitar prostitución) y las consecuencias de una investigación federal y la cobertura de los medios.

“Sin la participación de la institución financiera, el esquema de tráfico sexual de Epstein no podría haber existido ni prosperado”, alegan las demandas.

JPMorgan Chase dijo el viernes que Jane Doe en su caso «tiene derecho a la justicia… Pero esta demanda contra JPMC es contra la parte equivocada, carece de mérito legalmente y debe ser desestimada».

Deutsche Bank dijo que brindó «servicios bancarios de rutina» a Epstein de 2013 a 2018, y la demanda «no se acerca a alegar adecuadamente que Deutsche Bank… era parte de la red criminal de tráfico sexual de Epstein».